Sinopsis

“Crónica de excesos“ es un monólogo en el que la protagonista, actriz ya retirada y prisionera de las circunstancias que concurren en su caso, presenta un mosaico de situaciones raramente cómicas, a veces costumbristas y, en ocasiones, proclives a la amargura de la tragedia.

Interpelando al público con un lenguaje a menudo cultivado, incluso poético, que sabe descender a lo escabroso y barriobajero, va desplegando los entresijos de su historia en forma ya de diálogos con antagonistas ausentes, ya de cuentos, cartas, poemas, ya de textos clásicos que por su antigua profesión maneja con soltura, para presentarnos, al límite de lo hiriente, la expresión de una protesta más, un grito más contra un aspecto de la realidad que, a fuer de mezquino y sucio, deviene trágico.

Deseos, acosos, ofensas, enamoramientos, exigencias, exclusiones, miedos, rabias, vergüenzas, amenazas, agresiones, juicios…: quién sabe si lo que nos está contando es su historia particular.

Pero, a través de su arte, intentará que la implicación sea universal.